El Momento es Ahora

Practicas Para Desarrollar el Contentamiento en la Vida
El Momento es Ahora

La Prioridad De Terminar La Obra De Dios

El priorizar no es nada fácil, el elegir que será primero entre dos o más cosas, metas, o personas siempre es una decisión para valientes. Ya que por cada sí, a algo o alguien más le decimos que no. Estas decisiones del corazón requieren de determinación de anterioridad y requieren de firmeza de carácter.

Ciertamente la vida no es fácil, pero si tenemos muy claros nuestros objetivos, nuestros valores y nuestras prioridades en la vida será mucho más fácil tener respuestas adecuadas a las adversidades que enfrentemos. Pero ¿por qué nos cuesta tanto priorizar?

En la serie, El Momento es Ahora, una serie expositiva del libro de Hageo estaremos descubriendo como desarrollar la determinación necesaria y como corregir prioridades fuera de lugar para actuar de acuerdo con lo que Dios nos llama a hacer.

Nos cuesta tanto priorizar porque nuestra naturaleza humana tiende a diferir y aplazar lo que sabemos que tenemos que hacer. Con el paso del tiempo reaccionar naturalmente es más fácil que responder correctamente. Era el año 520 a. C., y el remanente del pueblo de Dios que regresó de Babilonia a Jerusalén con la intención de reconstruir el templo y restablecer el culto a Dios. Sin embargo, 18 años después, el templo todavía seguía en ruinas.

Es en este contexto de desánimo y desorientación espiritual, que la palabra del Señor llega a su pueblo a través de su profeta Hageo ofreciendo un poderoso desafío al letargo espiritual del pueblo de Dios, identificando los ídolos secretos de sus corazones y llamándolos a una fe y obediencia renovadas.

Mensajes de esta serie