Corazones en peregrinación

Qué gozo para aquellos cuya fuerza proviene del Señor, que han puesto sus mentes en una peregrinación a Jerusalén. Cuando caminen por el Valle del Llanto, se convertirá en un lugar de fuentes refrescantes. Las lluvias otoñales lo revestirán de bendiciones. Continuarán fortaleciéndose y cada uno de ellos se presentará ante Dios en Jerusalén. (Salmo 84: 5-7, NTV)

¿Estamos tomando nuestra fuerza del pasado o estamos buscando la fuerza del Señor?

Acompañe a Barbara Deatherage, Líder de Ministerio de Primaria, mientras nos enseña preciosas lecciones para poner nuestros corazones en una peregrinación para descubrir la fuerza del Señor al enfrentar el futuro. Debemos aprender a entregar a Dios lo perdido, a la luz de lo que vamos ganando, y poner nuestro corazón en una peregrinación personalizada para seguir al Señor.